Your web browser is out of date. For the best experience on Zimmer websites please upgrade to the latest version of Internet Explorer, Chrome, or Firefox.

Zimmer, Inc.

Tratamiento del dolor de cadera con cirugía

hip-pain-with-surgery-banner

La mayoría de las personas no precisarán cirugía de cadera, si bien en muchos casos esta será útil para minimizar o eliminar el dolor de cadera cuando hayan fracasado otros métodos terapéuticos. Se han realizado numerosos avances que han dado paso a técnicas quirúrgicas mucho menos invasivas. Estas intervenciones mínimamente invasivas están revolucionando el modo en que los pacientes experimentan la cirugía y se recuperan de ella, a menudo con menos dolor después de la intervención, una recuperación más rápida y una estancia hospitalaria más breve.

Artroscopia

Con frecuencia, el primer tratamiento quirúrgico para la artrosis de la cadera es la artroscopia, una técnica utilizada para visualizar, diagnosticar y tratar problemas en el interior de la articulación. La artroscopia suele implicar la introducción de una pequeña cámara en la cadera para tratar los problemas que se detecten. Algunos de los procedimientos más frecuentes realizados durante la artroscopia son:

• Recorte del cartílago dañado

• Eliminación de residuos sueltos dentro de la cadera (desbridamiento)

• Irrigación del interior de la cadera (lavado)

Osteotomía

Este tipo de cirugía de cadera consiste en la reestructuración de los huesos para trasladar las cargas del tejido dañado al tejido más sano. Las osteotomías se utilizan en la corrección del dolor de cadera para mejorar la alineación del acetábulo (cavidad) y la cabeza femoral (esfera). Los huesos se cortan, reestructuran o extirpan parcialmente para realinear las superficies de carga de la articulación.

Fijación interna

Los pacientes con fractura de cadera y huesos fuertes y aporte normal de sangre al fémur son buenos candidatos para una reparación denominada fijación interna. En este tipo de intervención, los extremos fracturados de los huesos se alinean y se fijan en su lugar con pequeños implantes metálicos. Al realinear las piezas fracturadas del fémur, la fractura se consolida con mayor rapidez de lo que lo haría por sí sola.

Artroplastia total de cadera

La artroplastia total de cadera supone la sustitución de las partes dañadas y dolorosas de la cadera por partes artificiales denominadas prótesis o implantes. Para reproducir el funcionamiento de la articulación original, la artroplastia de cadera está formada por tres partes: cavidad, esfera y vástago.

El revestimiento exterior de la nueva cavidad suele estar fabricado en metal. El revestimiento interior puede ser de cerámica, metal o un plástico denominado polietileno. Cuando una esfera de metal o cerámica se encaja en la cavidad, la nueva cadera puede realizar movimientos suaves, casi sin fricción. El vástago, que se encaja en el fémur, suele ser de titanio.

No debemos olvidar que, en los últimos 40 años, millones de personas que han sufrido dolor de cadera y artrosis han experimentado alivio y recuperado movilidad gracias a la artroplastia total de cadera. En todo el mundo, se realizan cientos de miles de artroplastias de cadera al año.

 

Last Updated: 2011-11-20© 2012 Zimmer, Inc. (owner of site) version 6.0