Your web browser is out of date. For the best experience on Zimmer websites please upgrade to the latest version of Internet Explorer, Chrome, or Firefox.

Zimmer, Inc.

Alivio del dolor de rodilla: tratamientos no quirúrgicos

non-surgical-treatment-options-banner
people exercising

 

Existen numerosas opciones de tratamiento para el alivio del dolor de rodilla. El éxito del tratamiento depende no solo de la rodilla de cada persona, sino también de la causa del dolor de rodilla. Por ejemplo, el tratamiento del dolor de la artrosis suele consistir en una combinación de tratamientos. Asegúrese de preguntarle al médico cuál es el mejor plan de tratamiento en su caso.

Medicación

Se utilizan numerosos medicamentos, tanto de venta con receta como de venta sin receta, para el tratamiento de la artrosis y el control del dolor. Son medicamentos de uso habitual los analgésicos que no contienen ácido acetilsalicílico, los fármacos antiinflamatorios, los corticosteroides, los fármacos moduladores de la enfermedad y los somníferos.

Ejercicio de bajo impacto

El ejercicio regular, incluido el ejercicio articular y muscular, es importante para mejorar la fuerza y la flexibilidad. Puede reducir el dolor, aumentar el movimiento, reducir el cansancio y contribuir a mejorar su aspecto y cómo se siente. Además, si se realiza correctamente, no “desgastará” las articulaciones ni empeorará la artrosis.

Tratamientos con calor/frío

El uso de calor o frío en las articulaciones puede proporcionar alivio a corto plazo del dolor y la rigidez. Las compresas frías pueden contribuir a reducir la inflamación y la hinchazón, y pueden resultar útiles para los brotes. El calor ayuda a relajar los músculos y a aumentar la circulación.

Control del peso

La pérdida de peso ayuda a aliviar el dolor al reducir la carga que soportan las articulaciones. Al fin y al cabo, las rodillas soportan todo su peso más los objetos que transporte.

Inyecciones

En ocasiones se utiliza ácido hialurónico, una sustancia producida de forma natural en las articulaciones sanas propias, para proporcionar alivio temporal del dolor de rodilla. También pueden inyectarse anestésicos con un antiinflamatorio corticosteroide (normalmente cortisona) para adormecer la articulación y contener el dolor.

Fisioterapia y ergoterapia

Los fisioterapeutas pueden ayudarle a crear un programa de ejercicios personalizado y enseñarle a utilizar el calor y los masajes terapéuticos. Los ergoterapeutas pueden presentarle todo tipo de dispositivos útiles, por ejemplo para elevar la altura de las sillas o el inodoro.

Dispositivos de ayuda

Puede proteger las rodillas con ayuda de un bastón u otra ayuda para la marcha, con el fin de evitar cargar peso en ellas. En los zapatos pueden colocarse plantillas ortopédicas (ortesis) diseñadas para sostener, alinear y mejorar la función del pie. A su vez, pueden reducir la presión sobre las rodillas.

Abrazaderas

Hay diferentes tipos de abrazaderas que pueden contribuir a reducir el dolor de rodilla y a mejorar la funcionalidad y la movilidad. Una abrazadera de “apoyo” soporta toda la carga de la rodilla y un “descargador” soporta el peso solo en un lado, cuando únicamente está dañado un lado de la rodilla.

Debe evitarse

Algunas actividades que deben evitarse son: subir demasiadas escaleras; deportes de carga por impacto, como correr, esquí alpino y ejercicios aeróbicos de gran impacto; actividades físicas con movimientos de arranque y parada rápidos, giros o esfuerzos de impacto; doblarse y arrodillarse de manera excesiva; levantar o empujar objetos pesados; y sentarse en superficies y asientos bajos. Cuando no sea posible evitarlas, intente alternar períodos de actividad con períodos de reposo, de modo que las articulaciones no se cansen por el esfuerzo de la repetición de la actividad.

Salud mental

Hablar sobre sus sentimientos con familiares y amigos, realizar ejercicios mentales como meditación y ser positivo y unirse a grupos de apoyo locales pueden ayudarle a manejar mejor el dolor de rodilla.

Tratamientos no tradicionales y alternativos

Como los complementos fitoterapéuticos y alimentarios no están regulados por la mayoría de las autoridades sanitarias y reguladoras, y la eficacia de estos tratamientos no está avalada de forma generalizada por investigaciones científicas aceptadas, es importantísimo que consulte a su médico sobre todos los complementos y medicamentos que esté tomando o esté pensando tomar.

 

Last Updated: 2013-04-03© 2013 Zimmer, Inc. (owner of site) version 6.0