Your web browser is out of date. For the best experience on Zimmer websites please upgrade to the latest version of Internet Explorer, Chrome, or Firefox.

Zimmer, Inc.

¿Cómo se realiza la artroplastia de rodilla?

knee-surgery-performed-banner

 

La artroplastia de rodilla es similar al modo en que se arreglan las cosas: las piezas desgastadas se retiran y se colocan piezas nuevas en su lugar. En la cirugía de rodilla, las partes dañadas de los huesos de la rodilla se retiran y se sustituyen las superficies de la rodilla por implantes de metal y plástico. A continuación se indica lo que puede esperar el día de la intervención en un transcurso normal:

Se le introducirá un tubo pequeño (vía intravenosa) en el brazo. Este tubo se utiliza para administrar antibióticos y otros medicamentos durante la intervención.

Se le trasladará al quirófano y se le administrará anestesia.

Cuando la anestesia haga efecto, se lavará la rodilla y se esterilizará con una solución especial.

La artroplastia de rodilla suele durar entre una y tres horas y comienza con una incisión en la parte superior que deja al descubierto la articulación.

Los huesos quedan totalmente visibles para el cirujano y se utilizan instrumentos y guías de precisión especiales para retirar las superficies dañadas y dar forma a los extremos de los huesos para que reciban los implantes.

Los implantes se fijan al hueso. También podría ser necesario ajustar los ligamentos que rodean la rodilla para conseguir la mejor capacidad funcional posible de la rodilla.

Cuando el cirujano quede satisfecho con la adaptación y la funcionalidad de los implantes, se cerrará la incisión.

Es posible que se inserte un drenaje especial en la herida para drenar los líquidos que se producen de manera natural en la herida quirúrgica.

Se coloca un vendaje estéril.

Se le trasladará a la sala de reanimación, donde se le someterá a una monitorización estricta.

La anestesia irá perdiendo efecto y usted comenzará a recuperar el conocimiento. Un miembro del personal de enfermería estará con usted y es posible que le anime a toser o respirar profundamente para que se limpien los pulmones. Se le administrará medicación para el dolor.

Se despertará totalmente y se le trasladará a la habitación del hospital.

La rodilla seguirá hinchada y dolorida durante unos días.

 

 

Last Updated: 2011-11-18© 2012 Zimmer, Inc. (owner of site) version 6.0