Your web browser is out of date. For the best experience on Zimmer websites please upgrade to the latest version of Internet Explorer, Chrome, or Firefox.

Zimmer, Inc.

¿Cuáles son los riesgos de la artroplastia de rodilla?

risk-knee-surgery-banner

Las artroplastias de rodilla han tenido un gran éxito durante más de 30 años. Según los National Institutes of Health de EE. UU., 9 de cada 10 pacientes que se someten a la intervención describen un alivio del dolor y mejoría del funcionamiento de la rodilla y de la calidad de vida global relacionada con la salud1. Además, como la medicina no deja de desarrollar nuevos materiales y técnicas, los resultados son cada vez mejores. La tasa de complicaciones después de la artroplastia total de rodilla es reducida. Las complicaciones graves, como infección de la articulación de rodilla, se producen en menos del 2 % de los pacientes2. Las complicaciones médicas importantes, como infarto de miocardio o ictus, se producen con una frecuencia aún menor. (Naturalmente, las enfermedades crónicas pueden incrementar la posibilidad de que surjan complicaciones.)

Todas las intervenciones quirúrgicas tienen algunos riesgos y beneficios. Los resultados individuales dependerán de sus circunstancias personales y la recuperación llevará tiempo. Si bien no puede garantizarse el éxito, los beneficios pueden incluir alivio del dolor y recuperación del uso normal de la rodilla.

Durante la intervención y después de ella pueden producirse las siguientes reacciones o complicaciones, que pueden precisar atención médica (como otra intervención) y la retirada del implante:

Trombos

La formación de trombos en las venas de las piernas es la complicación más frecuente de la artroplastia de rodilla. El cirujano preparará un programa de prevención. que puede consistir en la elevación periódica de las piernas, ejercicios de las piernas de rodilla hacia abajo para mejorar la circulación, medias de compresión y medicación anticoagulante.

Infección

La infección es un riesgo presente en cualquier intervención quirúrgica. Según la American Academy of Orthopedic Surgeons, aproximadamente el 2,0 % de los pacientes contrae una infección en los dos primeros años. Si la infección se produce después de la artroplastia total de rodilla, se debe normalmente a la entrada de bacterias en la circulación sanguínea durante una intervención dental o por infección en las vías urinarias, la piel o las uñas. Aunque estas complicaciones no sean frecuentes, cuando se producen pueden retrasar la recuperación total2.

En los dos primeros años después de la artroplastia de rodilla, deberá tomar antibióticos de forma preventiva antes de intervenciones dentales o quirúrgicas que pudieran permitir la penetración de bacterias en la circulación sanguínea. Una vez transcurridos esos dos años, hable con el cirujano ortopédico o el dentista para saber si sigue necesitando antibióticos de forma preventiva antes de otras intervenciones.

Osteolisis

El hueso contiguo al implante de la rodilla puede descomponerse (un proceso denominado osteólisis) debido a la reacción de su organismo a partículas que pueden deberse al:

• Contacto directo de los componentes de plástico y metal.

• Contacto entre los componentes de la rodilla y el cemento óseo.

• Contacto entre los componentes de la rodilla y las partículas de hueso natural que existen entre las partes móviles de la rodilla, lo que puede dar lugar a más partículas o dañar los componentes del implante.

Fractura del implante

Se han descrito casos de fractura del implante después de la artroplastia total de rodilla. Normalmente, se produce en:

• Pacientes con expectativas de rendimiento poco realistas.

• Pacientes obesos y/o con sobrepeso.

• Pacientes físicamente activos.

Para minimizar la posibilidad de fractura del implante, es importante seguir las indicaciones médicas y evitar una actividad excesiva o inadecuada.

Otros riesgos

• Es posible que en el futuro sea necesario retirar o sustituir el sistema del implante o sus componentes.

• Aunque de forma aislada, se han descrito casos de reacciones alérgicas al metal de los implantes de rodilla. Informe al médico si tiene algún síntoma de alergia.

• La luxación puede deberse a una colocación inadecuada de los componentes del implante.

• Los componentes del implante pueden soltarse o desplazarse debido a una cementación inadecuada o al impacto por caídas o golpes.

• Los trastornos cardiovasculares asociados al uso de cemento óseo incluyen formación de trombos, reducción de la tensión arterial, infarto de miocardio y, en casos aislados, la muerte.

Cuando no está indicada la artroplastia de rodilla

Debido a los riesgos, el médico puede decidir que la artroplastia de rodilla no está indicada en su caso si:

• Tiene una infección o antecedentes de infección.

• No tiene hueso suficiente o el hueso no es lo bastante fuerte para soportar una nueva rodilla.

• Tiene lesiones nerviosas en la zona de la rodilla.

• Tiene músculos dañados o no funcionales en la rodilla.

• La rodilla es muy inestable.

• Los huesos no están totalmente maduros o desarrollados.

• Presenta una pérdida ósea considerable o una gran pérdida de masa ósea (osteoporosis).

• La articulación de la rodilla ya se ha fusionado anteriormente y es estable, funcional e indolora.

• Padece artritis reumatoide y lesiones cutáneas activas/anteriores (debido al mayor riesgo de infección).

Referencias bibliográficas:

1. Consensus Statement on total knee replacement. NIH Consens State Sci Statements. 2003 Dec 8-10;20(1):1-34

2. Total Knee Replacement [en línea]. American Academy of Orthopaedic Surgeons; 2009 April. 

 

Last Updated: 2011-11-21© 2012 Zimmer, Inc. (owner of site) version 6.0