Your web browser is out of date. For the best experience on Zimmer websites please upgrade to the latest version of Internet Explorer, Chrome, or Firefox.

Zimmer, Inc.

¿Cuál es la cirugía de rodilla adecuada para mí?

right-knee-surgery-banner

Las artroplastias de rodilla han tenido un gran éxito durante más de 30 años. Según los National Institutes of Health de EE. UU., 9 de cada 10 pacientes que se someten a la intervención describen un alivio del dolor y mejoría del funcionamiento de la rodilla y de la calidad de vida global relacionada con la salud1.

La artroplastia total de rodilla suele considerarse cuando las superficies de ambos lados de los huesos, así como la parte interior de la rótula, están notablemente dañadas.

Sin embargo, en algunos casos, es posible que haya un daño considerable solo en uno de los lados de la articulación. En estos casos, puede considerarse la artroplastia parcial (unicompartimental) de rodilla. En la artroplastia parcial de rodilla, solo se sustituye la superficie de un lado de la articulación.

Por otra parte, el médico puede decidir que es posible retrasar artroplastia de rodilla o incluso eliminar su necesidad de mediante reparación quirúrgica del cartílago dañado con un injerto de tejido.

Es importante comprometerse en la recuperación, y hay una serie de aspectos adicionales sobre la artroplastia y la cirugía de rodilla que es posible que desee comentar con el médico de cabecera y un cirujano ortopédico:

Flexibilidad

La flexión, o capacidad para doblar la rodilla, es una cuestión importante cuando hable con el médico sobre qué tipo de artroplastia de rodilla está indicada en su caso. Muchas actividades de la vida diaria exigen que la rodilla tenga un buen rango de movimientos, como subir escaleras (75 - 140 grados) y sentarse en una silla (90 - 130 grados). Otras actividades, como la jardinería, el golf, arrodillarse o sentarse con las piernas cruzadas, pueden precisar un grado de flexión incluso mayor.

Opciones mínimamente invasivas

La artroplastia de rodilla tradicional obliga a realizar una incisión larga (de 20 a 25 cm) y a una rehabilitación prolongada. Sin embargo, en el último decenio, se han desarrollado técnicas mínimamente invasivas para la implantación satisfactoria de las mismas articulaciones de eficacia clínica demostrada. En la actualidad, también hay intervenciones mínimamente invasivas para las artroplastias parciales de rodilla. Usted y el cirujano pueden determinar si es un buen candidato para la cirugía mínimamente invasiva.

Adaptación personalizada: una adaptación correcta para casi todas las rodillas

Las investigaciones demuestran que las diferencias en la forma del hueso influyen en la adaptabilidad de una prótesis de rodilla. Por este motivo, es tan importante la adaptación personalizada que proporciona el cirujano.

Veamos cómo funciona. Antes del día de la intervención, el médico programará una RM (resonancia magnética) de alta precisión para la rodilla. Mediante esta imagen en 3D y el software desarrollado exclusivamente para este fin, el cirujano crea un plan detallado para su intervención, que incluye instrumental personalizado que indica exactamente cómo debería colocarse su rodilla. La combinación de los instrumentos específicos para el paciente con la amplia variedad de formas y tamaños de las rodillas de Zimmer contribuye a que el cirujano proporcione la mejor adaptación posible y el mejor resultado.

Referencias bibliográficas:

1. Consensus Statement on total knee replacement. NIH Consens State Sci Statements. 2003 Dec 8-10;20(1):1-34

 

Last Updated: 2011-11-18© 2012 Zimmer, Inc. (owner of site) version 6.0